Posteado por: marielisfuentes | abril 23, 2014

¿ Quien responde por los valores ?

valoresUna y otra vez he escuchado hablar en los últimos meses de la necesaria profundización de los valores éticos y morales que rigen nuestra sociedad, ante la profunda crisis en la que estamos inmersos no solo en Cuba sino en el mundo en general. Y el recién concluido congreso de la Uneac retomó este tema.

Es conocido que el deterioro de valores tiene múltiples causas; desde la poca educación familiar hasta la insuficiente labor de muchas instituciones educativas y culturales y de los medios de comunicación masiva.

Así ocurre, por ejemplo, que no pocos alumnos, sobre todo de las enseñanzas secundaria básica y técnico profesional estén en las calles y hasta en los centros con el uniforme desaliñado o transformado. Es otra realidad ver a hembras incluso varones ataviados de pulsos, aretes, piercings y otras prendas que nada tienen que ver con el uniforme. A ello se suma el irrespeto a los mayores, el individualismo, las groserías, el desconocimiento de los héroes y martires y de su legado a la construcción de esta sociedad, entre otros aspectos negativos.

Ante esta realidad no queda menos que preguntarse ¿Qué ocurre con las familias cubanas? ¿Dónde quedó su papel formador?Desde que el ser humano nace debe recibir la influencia de sus familiares, las buenas conductas nacen en el hogar y florecen luego en la escuela y la comunidad. El saludo, la honestidad, el comportamiento adecuado en lugares públicos, la sinceridad, el respeto son aspectos que no deben esperar para ser aprendidos y aprehendidos.

Esto se conoce, pero lamentablemente muchos padres y madres dejan a la escuela esa tarea y solo se ocupan en proveer de alimentos y ropas a sus descendientes. Pareciera que no calculan en su justa dimensión lo que significa consolidar las manifestaciones que forman su personalidad.

Y aunque el mayor peso se le asigna al sistema educacional, tampoco todos los docentes llevan en las escuelas una profunda labor formativa, y algo similar ocurre en los lugares públicos.

Los niños, niñas, adolescentes y jóvenes son el relevo y deben estar adecuadamente instruidos y educados, y de esa necesidad se deriva que cada familia debe asumir con responsabilidad y sistematicidad el rol que le corresponde como célula fundamental de la sociedad; en las escuelas, y con el liderazgo de la Unión de Jóvenes Comunistas y las organizaciones estudiantiles, se deben ejecutar actividades variadas que motiven la formación ideopolítica de las nuevas generaciones, crear talleres de valores, eventos martianos y de historia local, concursos y cuantas iniciativas contribuyan a reforzar adecuadas actitudes y conocimientos, y sobre todo irradiar el positivo ejemplo personal.

La formación de valores es una cuestión multifactorial en la que cada cual debe asumir lo que le toca para sensibilizar a las personas, especialmente a los más jóvenes acerca de los beneficios de la tolerancia, la solidaridad, el respeto, la responsabilidad, el amor al trabajo, en fin desarrollar actitudes que propicien la comunicación afectiva y la convivencia entre los seres humanos.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: