Posteado por: marielisfuentes | noviembre 25, 2011

EVITEMOS LA VIOLENCIA Y DESIGUALDAD QUE ENFRENTAN LAS MUJERES.

25 noviembre

NO a la violencia

A propósito de conmemorarse este 25 de noviembre el Día Mundial de la eliminación de la violencia hacia las mujeres quiero compartir con ustedes una experiencia cubana.

Desde tiempos remotos la mujer estaba considerada solo como un objeto de placer y la encargada de mantener la higiene del hogar y la educación de los hijos. Para ella pensar en la igualdad con los hombres era un delito imperdonable.

Pero el triunfo del primero de enero de 1959 en Cuba cambió aquella realidad. A partir de ese momento las mujeres de este país son beneficiadas; se eliminó la discriminación a que eran expuestas y paulatinamente fueron igualándose con los hombres al  ocupar los mismos puestos de trabajo, recibir idéntico salario, compartir las obligaciones en el hogar y desempeñar cargos de dirección.

Y para contribuir a que este cambio fuera mejor, se crearon en la década del 90 las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia, un lugar donde pueden recibir información y reflexionar acerca del papel de las féminas en el hogar, el modo para el correcto cuidado de los hijos y su protagonismo en las tareas sociales.

Casa de orientación, un sitio para buscar apoyo

Estas instalaciones no solo funcionan para el sexo femenino, también los hombres interesados en el tema pueden recibir ayuda; de ahí que se insertan en el programa no solo las dirigentes de la FMC, sino también Psicólogos, Pedagogos, Juristas, Médicos y otros.

En Guantánamo funcionan 10 casas orientadoras situadas en todos los municipios, donde las personas necesitadas reciben ayuda profesional acerca de la legislación que respalda los derechos de la mujer y del niño, sobre capacitación para oficios y talleres para ocupar cargos de dirección.

También es recomendable la asistencia a estos centros para profundizar en la convivencia,  en cómo evitar la violencia intrafamiliar, y del aporte de todos en la eliminación  de conductas nocivas para el desarrollo de los individuos.

Y en busca de esa solución visitan la casa muchas mujeres que sufren las secuelas de la violencia intrafamiliar. En este caso se someten a consultas con el psicólogo, el jurista u otro especialista con facultades para intervenir, ya sea por lesiones físicas, reclamos de bienes materiales u otros. La solución es siempre más rápida que cuando se realiza por medios propios.

En resumen, las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia constituyen un valioso instrumento en manos de las guantanameras en el camino hacia la total independencia e igualdad.

Es necesario, entonces el aprovechamiento de toda esa preparación que de forma gratuita recibimos para convertirnos cada día en personas mejor preparadas y desterrar por siempre la violencia hacia las féminas y el falso concepto de que son y deben ser tratadas como el sexo débil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: