Posteado por: marielisfuentes | marzo 11, 2011

Las mujeres de Guantánamo: ¿sexo débil?

Hoy les propongo reflexionar conmigo acerca de la forma en que las mujeres han sido vistas a lo largo de la historia.

Desde tiempos remotos estas estaban consideradas solo como  objeto de placer y  encargadas de mantener la higiene del hogar y la educación de los hijos. Para ellas pensar en la igualdad con los hombres era un delito imperdonable.

En este sentido Cuba es un ejemplo de la preocupación gubernamental por situar a la mujer en un lugar privilegiado sin distinciones con respecto a los hombres.

Y es que con el triunfo de la Revolución Cubana el primero de enero de 1959 las mujeres estuvieron entre las más beneficiadas; se eliminó la discriminación a que eran expuestas y paulatinamente fueron igualándose con los hombres al  ocupar los mismos puestos de trabajo, recibir idéntico salario, compartir las obligaciones en el hogar y desempeñar cargos de dirección.

Y para contribuir a que este cambio fuera mejor, se crearon en la década del 90 las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia, un lugar donde pueden recibir información y reflexionar acerca del papel de las féminas en el hogar, el modo para el correcto cuidado de los hijos y su protagonismo en las tareas sociales.

Estas instalaciones no solo funcionan para el sexo femenino, también los hombres interesados en el tema pueden recibir ayuda; de ahí que se insertan en el programa no solo las dirigentes de la FMC, sino también Psicólogos, Pedagogos, Juristas, Médicos y otros.

En Guantánamo funcionan 10 casas orientadoras situadas en todos los municipios, donde las personas necesitadas reciben ayuda profesional acerca de la legislación que respalda los derechos de la mujer y del niño, sobre capacitación para oficios y talleres para ocupar cargos de dirección.

También es recomendable la asistencia a estos centros para profundizar en la convivencia,  en cómo evitar la violencia intrafamiliar, y del aporte de todos en la disminución del delito en los barrios y de otras conductas nocivas.

En estos casos se someten a consultas con el psicólogo, el jurista u otro especialista con facultades para intervenir y buscar una solución rápidaa esas situaciones.

En resumen, las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia constituyen un valioso instrumento en manos de las guantanameras y cubanas en general en el camino hacia la total independencia e igualdad.

Es necesario, entonces el aprovechamiento de toda esa preparación que de forma gratuita recibimos para convertirnos cada día en personas mejor preparadas y desterrar por siempre el falso concepto de que las féminas son y deben ser tratadas como el sexo débil.

Les agradezco por leer este material.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: